sábado, 7 de agosto de 2010

Ideario de pago

Hoy he recordado a un carpintero ecuatoriano que pocos años atrás vino a casa para hacer unos trabajos. Al hilo de la conversación supo mi oficio y me preguntó:
123456- Oiga, usted que es profesor, ¿podrá decirme dónde puedo comprar a mi hijo un ordenador 123456barato que le sirva para los estudios?
123456- ¿Qué edad tiene el chico?
123456- Nueve años.
123456- Bueno, a esa edad estará en 4º de Primaria y no necesita todavía un ordenador.
123456- Pues en el colegio me han dicho que si no tiene ordenador no podrá seguir el curso allí.
123456- ¿Y qué colegio es ese?
123456- El Colegio de San Antonio.
123456- Mire, creo que le están engañando. ¿No ha pensado en otro colegio?
123456- Es que a mí me gustaría que mi hijo vaya a ese, porque también me han dicho que allí hay 123456libertad de enseñanza.

He recordado a aquel hombre en el autobús. Sin intención ni atención, escuchaba la conversación de unos adolescentes. Hablaban tan alto que sus asuntos personales devenían en asuntos públicos.
123456- Joer, macho, vaya rato de esperar en el colegio. He ido a matricularme. ¿Sabes? de las 123456actividades cobran 92 euros al mes.
123456- ¿Pero no es concertado y es gratis?
123456- Sí hombre, son gratis las clases porque está subvencionado. Pero las actividades aparte se 123456pagan caras para que así no vengan emigrantes al colegio.
123456- Ah, claro…

Algunos colegios son tan buenos que consiguen transmitir sus valores antes incluso de comenzar el curso.